Un nuevo estilo de vida

Una vida plena y feliz solo es posible con un cuerpo sano y una buena salud. El cuerpo es nuestro capital más preciado y el reflejo de nuestra persona. Por ello es importante estar en armonía con él.

Estar en armonía con el cuerpo presupone concederle la atención que se merece.

Los alimentos que asimilamos cada día permiten la renovación continua de nuestras células: al cabo de 18 meses disponemos de un nuevo hígado, nuestra piel se regenera cada 4 meses. Nos regeneramos mediante nuestro aporte alimenticio y si nos alimentamos mal nos renovamos mal. De ahí la aparición de ciertos malestares como la fatiga, uno de los más benignos pero de los más frecuentes.

Toda pérdida de peso debe hacerse de forma natural, agradable, en beneficio y no en detrimento de nuestra salud. No debe experimentarse como una sucesión de frustraciones sino como un verdadero privilegio.

No debe ser vivido como un episodio de nuestra vida a poner entre paréntesis sino como una ocasión para redefinir totalmente nuestro comportamiento alimentario, nuestra forma de vivir en general; la ocasión de aprender mucho sobre sí mismo, a veces incluso de exceder nuestras propias expectativas y de extraer en cualquier caso una nueva fuerza física y mental.

Alimentarse correctamente es sanar nuestro cuerpo y nuestro espíritu. 

¡Es un nuevo estilo de vida!



 

Maigrir 2000: Una profesión / Un método / Un nuevo estilo de vida / Una red profesional